Especies

Ya hay 5 nuevos flamencos mexicanos con rastreador satelital

Este tipo de trabajo ya se realiza con aves que habitan en la península de Yucatán, pero que son capaces de viajar a lugares aún más lejanos como las islas de Cuba

Teorema Ambiental/Redacción

Conocer con exactitud los patrones de migración de los flamencos a lo largo del año permite proteger mejor la integridad ecológica de los espacios que habitan y así, garantizar la viabilidad futura de la especie. Este tipo de trabajo ya se realiza con aves que habitan en la península de Yucatán, pero que son capaces de viajar a lugares aún más lejanos, fuera del alcance de los conteos aéreos y terrestres nacionales. Por ejemplo, las costas de Cuba y otras islas del Caribe.

Por ello, organizaciones como la Fundación Pedro y Elena Hernández, se han dedicado a colocar este tipo de dispositivos en flamencos, además de dar seguimiento a su estado de salud y el del hábitat donde se reproducen y alimentan como Celestún y Ría Lagartos.

Actualmente ya hay nueve ejemplares con estos monitores, luego que les fueron colocados a cinco aves más (dos machos y tres hembras), capturadas en Ría Lagartos. La información que se recabe permitirá fortalecer el sistema de investigación del flamenco del Caribe en México y el Caribe, con ello construir un proceso de toma de decisiones para mejorar la reproducción de la especie a partir de la conservación de su hábitat.

Este trabajo inició en 2014 cuando la Fundación tomó la iniciativa de conocer a profundidad el ciclo de vida del flamenco del Caribe y poder colaborar con los esfuerzos de conservación, en coordinación con la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp).

Además, conocer estos movimientos ayudará a México a lograr acuerdos de colaboración con otras naciones del Caribe, pues se estima que esta carismática especie cruza el mar Caribe para ocupar espacios de otras naciones.

Al resguardar estos espacios no solo se protege al flamenco, también se extiende la protección a especies que cohabitan en las rías y santuarios de la península de Yucatán como son: cocodrilo, jaguar, ocelote, tigrillo, puma, jaguarundi, garza, tigre, tortuga blanca, tortuga de carey, tortuga caguama, tortuga laúd y especies endémicas en categoría protegida como la matraca yucateca, colibrí de cola hendida, etc.

Estos esfuerzos se engloban en el Programa de Monitoreo y Conservación del Flamenco del Caribe (Phoenicopterus ruber) y su hábitat en la península de Yucatán impulsado por Fundación Pedro y Elena Hernández y la Conanp con apoyo de las direcciones de las reservas Ría Lagartos, Ría Celestún, Los Petenes y APFF Yum-Balam.

Suscribete al Boletin

PAÍSES QUE NOS ESTÁN VIENDO