Especies

Pandas de Chapultepec superan expectativas de vida

Xin Xin, cuyo significado es esperanza, nació en 1990 del acoplamiento entre la hembra Tohui y un macho prestado por el Zoológico de Londres

Teorema Ambiental/Redacción

Las pandas gigantes que habitan en el Zoológico de Chapultepec, Xin Xin y Shuan Shuan, de 29 y 31 años de edad, han superado por mucho las expectativas de vida de su especie (que ronda los 20 años).

“Xin Xin es hija de Tohui, el primer panda nacido fuera de China, y Shuan Shuan, hija de Pe Pe, ya duplicaron la edad de sus padres que también habitaron el Zoológico de Chapultepec y que vivieron 12 y 14 años, respectivamente”, explicó el director general de Zoológicos y Conservación de la Fauna Silvestre de la Secretaría del Medio Ambiente (Sedema) de la Ciudad de México, Fernando Guall Sill.

“El Zoológico de Chapultepec fue el primero en el mundo —con excepción de China— que logró la reproducción de pandas gigantes en cautiverio”, agregó. “Originalmente China regaló al pueblo de México una pareja de pandas gigantes Pe Pe y Ying Ying, ellos se reprodujeron a inicios de la década de los ochenta, lo que trajo una ola de visitantes al zoológico para conocer a Tohui.

“A raíz de eso, hubo varias crías en México, inclusive una segunda generación en cautiverio, algo que no se había logrado en ninguna parte del mundo fuera de China”, agrega el funcionario.

Xin Xin, cuyo significado es esperanza, nació en 1990 del acoplamiento entre la hembra Tohui y un macho prestado por el Zoológico de Londres, en su momento era el único macho panda que tenían; lo enviaron como préstamo de buena voluntad al Zoológico de Chapultepec porque lo más importante era su reproducción.

Shuan Shuan es una hembra que nació en 1987 y es hermana de Tohui. “Xin Xin y Shuan Shuan son hembras que se consideran de edad avanzada. Tohui vivió un poco más de 11 años y su cría, Xin Xin, ya tiene 29 años. Esto muestra cómo los zoológicos han evolucionado en cuanto al bienestar y la salud de los animales. Se conoce más de su manejo en cautiverio y viven más en un zoológico que en vida libre”, agrega.

Esto se debe a que en cautiverio se les da una nutrición adecuada, un buen manejo diario y seguimiento durante sus épocas reproductivas.

Justo por la edad avanzada de Xin Xin y Shuan Shuan, el director de los zoológicos de la ciudad dice que aun cuando se encuentran en buenas condiciones de salud, ya son ejemplares que como cualquier otra especie, tienen algunos problemas de salud inherentes a la edad.

“Todos los animales en edad avanzada empiezan con problemas de salud, muchos relacionados con una falla orgánica por el deterioro de sus órganos, pulmones, hígado que incluso sucede a los humanos”, abundó.

Por ello, Xin Xin y Shuan Shuan son monitoreadas todos los días y ante algún indicio de enfermedad se les da tratamiento. “En el caso de los pandas gigantes de la Ciudad de México han tenido problemas en los ojos, por lo que expertos oftalmólogos y veterinarios han estado al pendiente, con tratamiento para que el problema no avance, sin embargo los problemas de salud en un animal de edad avanzada continúan y lo que se puede hacer es detener un poco el proceso natural de envejecimiento”, señala.

“Gracias a estos programas, del cuidado del medio ambiente y de estas especies en cautiverio, se ha logrado que de una población de 900 pandas gigantes hace algunos años hoy en día se habla de alrededor de tres mil pandas, sobre todo en China, en vida libre. Las poblaciones en cautiverio también se han incrementado y estas dos hembras son parte de esa población cautiva que ha logrado mantener viva la especie”, finalizó.

Suscribete al Boletin

PAÍSES QUE NOS ESTÁN VIENDO