Especies

México ha perdido mil 600 millones de abejas en 4 años: UNAM

El uso de glifosato podría contribuir al declive de las abejas melíferas y nativas, pues el herbicida no solo las mata, sino que las desorienta y no pueden volver a sus colmenas

Teorema Ambiental/Redacción

La UNAM informó que durante los últimos cuatro años se han perdido en México unos mil 600 millones de abejas, con graves repercusiones en la polinización de diversas plantas y en la producción de miel.

Tonatiuh Cruz Sánchez, responsable del Laboratorio de Análisis de Propóleos de la Facultad de Estudios Superiores (FES) Cuautitlán, calificó la situación como “apocalíptica”, pues aunque no son la única especie en riesgo, sí es una de las más importantes para la producción de alimentos en el planeta y los agentes polinizadores más relevantes del ecosistema están en crisis porque sus poblaciones han tenido un declive por la destrucción de su hábitat y el uso excesivo de agroquímicos.

De acuerdo con datos de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader), México es el sexto país productor de miel y ocupa la tercera posición en exportación de este producto, pero el uso de glifosato podría contribuir al declive de las abejas melíferas y nativas, pues el herbicida no solo las mata, sino que las desorienta y no pueden volver a sus colmenas.

Otros insectos polinizadores como avispas, mariposas y escarabajos son afectados, así como aves (colibríes) y mamíferos (murciélagos).

El investigador y sus colaboradores promueven la preservación de las abejas nativas de México, en particular las meliponas, a las que consideró como “patrimonio ancestral”, ya que podrían favorecer la conservación del medio ambiente.

Se trata de una especie de abejas sin aguijón que existen desde antes de la llegada de los españoles en la región maya y se sabía de ellas en todo el territorio, puesto que producen miel y resinas de tipo medicinal para el tratamiento de heridas y hongos, así como para aliviar problemas respiratorios y digestivos, entre otros; además, desde entonces se hablaba de su aplicación en animales.

En cambio, apuntó, actualmente se usan en la polinización de cultivos agrícolas, para el que representan un gran beneficio económico.

Suscribete al Boletin

PAÍSES QUE NOS ESTÁN VIENDO