Especies

Marcas acústicas y satelitales a tiburones para equilibrar su ecosistema

En el mercado negro, la mandíbula del tiburón blanco puede cotizarse en 50 mil dólares, mientras que la aleta dorsal y dos pectorales alcanzan los mil dólares

Teorema Ambiental/Redacción

El Centro Interdisciplinario de Ciencias Marinas (Cicimar), del Instituto Politécnico Nacional (IPN), colocó marcas acústicas y satelitales a 158 tiburones de 12 especies diferentes (79 de ellos blancos), para seguir sus rutas migratorias y conocer sus hábitos y trayectorias, ya que estos animales son los encargados de mantener el equilibrio en el ecosistema marino.

Durante ocho años, el investigador del Cicimar, Edgar Mauricio Hoyos Padilla realiza una labor de foto identificación y colocación de marcas acústicas y satelitales de los especímenes que llegan a la Isla Guadalupe, Baja California (Reserva de la Biosfera y Área Natural Protegida), para obtener datos de su hábitat, comportamiento e identificar amenazas potenciales.

El tiburón blanco está en riesgo debido a que su mandíbula puede cotizarse en el mercado negro en 50 mil dólares y el conjunto de la aleta dorsal y dos pectorales hasta en mil dólares, por lo que está protegido por leyes nacionales e internacionales.

tiburonesa

El experto indicó que en el mundo existen 500 especies de escualos, de los cuales 104 se pueden apreciar en México. “El tiburón blanco (Carcharodon carcharias) es un animal muy evolucionado, toda vez que lleva más de 450 millones de años en el planeta sin que haya sufrido cambios considerables. Es un depredador tope que se alimenta de peces, focas y lobos marinos; mantiene el equilibrio en su hábitat, pero su principal enemigo es el hombre”, aseguró el experto.

México tiene los mejores lugares para observar al tiburón blanco, como Isla Guadalupe, con una longitud de 32 kilómetros, la cual se ubica a 260 kilómetros de la península de Baja California Sur y a 335 kilómetros de Ensenada, donde en un solo día se pueden apreciar hasta 33 animales diferentes.

En caso de disminuir la población de esta especie, se ocasionaría un efecto dominó a escala mundial en los ecosistemas marinos.

El científico detectó en 2016 la presencia de 274 escualos, de los cuales 45 han regresado a la reserva. En 2013 identificó a Deep Blue, una hembra de más de seis metros de longitud, considerada como el espécimen más grande del mundo. Añadió que en promedio un tiburón macho puede medir cinco metros.

“Están dotados”, dijo, “de los mismos sentidos que los seres humanos, más el de electrorrecepción (que les permite detectar a sus presas por su campo eléctrico) y la línea lateral (a los costados tienen unos canales que detectan el movimiento cerca de ellos). En Isla Guadalupe tienen condiciones de visibilidad que les permite ver hasta 30 metros.”

El tiburón blanco está protegido por las normas oficiales mexicanas NOM-029-PESC-2007, que prohíbe la captura, retención y comercialización de la carne o alguna parte del cuerpo, además de la NOM-059-SEMARNAT-2010, que se refiere a aquellas especies que podrían estar en peligro de desaparecer a corto o mediano plazo.

Suscribete al Boletin

PAÍSES QUE NOS ESTÁN VIENDO