Especies

Estos son los “perros radiactivos” de Chernobyl

Algunas mascotas sobrevivieron al desastre nuclear de 1986, pero su descendencia tiene problemas de salud y podrían ser sacrificados

Teorema Ambiental/Redacción

A las 1:24 de la madrugada del 26 de abril de 1986, dos explosiones en la central nuclear de Chernobyl, una localidad situada a 120 kilómetros de Kiev, Ucrania, provocaron daño en 120 mil personas de 189 comunidades. Tuvieron que ser desalojadas para evitar daños por la fuga de material radiactivo. Sin embargo, muchos animales fueron abandonados en el lugar.

Hoy, los descendientes de estos animales luchan por sobrevivir en la planta semiabandonada.

Luego del accidente, las autoridades de la entonces Unión Soviética declararon inhabitable un perímetro de 30 kilómetros alrededor de la planta nuclear. Mientras que los perros fueron sacrificados sin piedad por el riesgo que pudieran ser portadores de la radiación y la pudieran propagar.

Muchos animales sí lograron refugiarse en bosques cercanos y se reprodujeron con lobos. Sin embargo, viven en calidad salvaje y carecen de alimento suficiente, por lo que son alimentados por los trabajadores que quedan en la planta. Además, padecen el crudo invierno de Ucrania, las enfermedades y el hambre. La mayoría de ellos viven un promedio de menos de cinco años de edad y cada año nacen nuevas camadas.

Los empleados de la planta han adoptado a estos animales, pero su proliferación ha complicado que puedan mantenerlos. Además, algunos han contraído rabia y pueden convertirse en un problema de salud pública.

Para evitar el sacrificio, la organización civil Clean Futures Fund hizo un acuerdo para implementar una campaña de esterilización, vacunación y desalojo de los perros.

El plan para salvar a los animales dio inicio en 2016, con un equipo de veterinarios especializados. Desde 2017, se ha ayudado a 850 gatos y perros de la zona y tan solo en 2018 se rescataron y atendieron 40 cachorros.

Para seguir con esta tarea, Clean Futures Fund abrió una página de donaciones en línea, con una meta de 127 mil dólares para costear los materiales, medicinas y veterinarios necesarios.

Más información

Suscribete al Boletin

PAÍSES QUE NOS ESTÁN VIENDO