Ecosistemas

Prohibir pesca en el golfo de California, sin sustento: Comepesca

Los datos científicos presentados avalan el buen estado de las pesquerías y la producción marina en la región

José Luis Martínez

Con el llamado “No hay argumentos científicos para el cierre de la pesca en el golfo de California”, representantes de la industria pesquera, organizaciones civiles y académicos alertaron sobre las graves consecuencias sociales y económicas que provocaría la decisión de declarar el golfo de California como reserva de la biosfera, lo que prohibiría la actividad pesquera en la región.

“La pesca es el sustento económico y social de la región, y en caso de obstaculizarse la actividad se pondría en peligro la viabilidad de 263 municipios costeros”, alertó Gerardo Barnetche, presidente de la Cámara Nacional de la Industria Pesquera, delegación Sonora. “La industria pesquera genera 100 mil empleos directos y 700 mil empleos indirectos en la región, y ha sido la actividad fundamental para progreso de las comunidades”, agregó.

El empresario aseguró que según el reporte Sofía 2018, de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), el 83 por ciento de las pesquerías de las Zonas Pacífico Central, Noroccidental y Nororiental, donde se ubica México, se encuentran en estado sustentable.

Asimismo, el Instituto Nacional de Pesca (Inapesca) asegura que hasta el 100 por ciento de las pesquerías de altamar en el noroeste de México están en buen estado. “Ante los datos científicos de instituciones tan reconocidas como estas, los argumentos para cerrar la pesca en el golfo de California, carecen de todo sustento”, añadió.

prohibir-pesca

Por su parte, Francisco Arreguín, del Centro Interdisciplinario de Ciencias Marinas, expuso que el golfo de California genera el 75 por ciento de la producción de pescados y mariscos de México, garantizando la soberanía alimentaria nacional y proteína de calidad a precios accesibles, lo que previene problemas de obesidad y la mala alimentación en la población mexicana. “De llevarse a cabo el cierre, tendría que sustituirse por importaciones de otros países, impactando la dependencia alimentaria de México”, lamentó.

María José Espinosa, representante de la organización COBI, puso en duda los argumentos técnicos y científicos para declarar el mar de Cortés reserva de la biosfera, y denunció la unilateralidad de la iniciativa sin escuchar las inquietudes y peticiones de las comunidades pesqueras.

Actualmente México destina el 23 por ciento de su superficie marina a la conservación, superando su compromiso de las Metas de Aichi de la ONU del 10 por ciento para el año 2020. Mientras que el 25 por ciento del volumen de la producción nacional está certificado bajo criterios de sustentabilidad, superando la media mundial. “La industria pesquera cumple estrictamente con el marco legal existente y es injustificable el cierre a la pesca comercial del golfo de California”, destacó Luis Bourillón, consultor en México de la certificadora internacional Marine Stewardship Council (MSC).

El experto destacó los grandes esfuerzos de las pesquerías del golfo de California, para comprometerse con la sustentabilidad. El propio MSC ha certificado las pesquerías de sardina crinuda y sardina Monterrey, cuyos productores aceptaron llevar observadores en sus embarcaciones para demostrar las prácticas sustentables.

A pregunta expresa, Luis Bourillón negó que haya una diferencia conceptual entre las posiciones de Conapesca y Semarnat al respecto y puso como ejemplo la Ley General de Pesca y Acuacultura Sustentable, que desde 2007 trata de unificar estas visiones de conservación y aprovechamiento responsable. Sin embargo, consideró que quizá los altos mandos de ambas dependencias han polarizado sus posturas y han provocado problemas como el suscitado en el golfo de California.

“El aprovechamiento racional es una premisa de que los recursos se pueden usar de manera racional a largo plazo para que los ecosistemas persistan. La pesca no está conceptualizada como una actividad de depredación, esa visión ya se superó”, señaló.

También existen organizaciones civiles que son radicales y provocan este divorcio entre el aprovechamiento y la conservación, pero hay otras que tienen más de 30 años trabajando en la región y han demostrado que estas dos visiones son posibles. Lo que es preocupante son los pescadores que están fuera de esta regulación, que están fuera de la norma y que provocaron casos como el de las 300 tortugas muertas en redes de pesca en las costas de Oaxaca.

Suscribete al Boletin

PAÍSES QUE NOS ESTÁN VIENDO