Ecosistemas

Llega el sargazo a Quintana Roo; hoteleros estiman pérdidas por 2 mil 90 mdp

Hoteleros de la región pidieron al gobierno tomar medidas para evitar pérdidas, que se estiman cercanas al 20 % de los 14 mil 601 millones de dólares de 2018

Teorema Ambiental/Redacción

La llegada del sargazo a las costas del Caribe mexicano provocó que empresarios hoteleros de la región pidieran al gobierno tomar medidas para evitar pérdidas, que se estiman cercanas al 20 por ciento de los 14 mil 601 millones de dólares que ingresaron al país en 2018 por el turismo en la zona de Cancún y la Riviera Maya.

Para 2019, se prevén pérdidas por dos mil 920 millones de dólares, por la afectación a mil 75 hoteles, ubicados en: Cancún, Puerto Morelos, Isla Mujeres, Cozumel, Tulum, Chetumal, Solidaridad, Felipe Carrillo Puerto, Bacalar y Mahahual.

“El tema del sargazo debe verse como una prioridad nacional y de desastre natural, las afectaciones son de índole turístico y social porque, al provocarse una disminución de visitantes, se reduce la fuerza laboral y repercute en la productividad de las empresas”, dijo Roberto Citrón, presidente de la Asociación de Hoteles de Cancún, durante una visita al Senado.

Para prevenir un desastre, la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) acordó la instalación de una Comisión Interinstitucional para atender la presencia de sargazo en las playas del país. Además, las autoridades locales de Quintana Roo solicitaron 800 millones de pesos a la Federación para atender la crisis.

La llegada de miles de toneladas de sargazo a las playas de Quintana Roo generó alerta en los hoteleros de la zona ante las posibles pérdidas que podría ocasionar en la industria turística, pues ya ha cubierto más de 150 kilómetros de costas, de acuerdo con la Red de Monitoreo del Sargazo en Cancún.

“El modelo nos está arrojando que podemos llegar al millón de toneladas, es un mar de sargazo. El modelo lo alimentamos de las corrientes, el viento, las mareas, los vientos dominantes”, explicó el hidrobiólogo Esteban Amaro, director de la red, sobre la presencia de esta macroalga, luego que generó importantes problemas económicos y ambientales por segundo año consecutivo, por la velocidad a la que se reproduce.

Esta planta de color marrón y olor fétido, se forma en el océano Atlántico entre Brasil y África, y llega hasta las costas del Caribe por la acción de las corrientes marítimas, mientras se reproduce rápidamente, posiblemente por el exceso de fosfatos que hay en el agua a consecuencia de la gran cantidad de fertilizantes provenientes de suelos agrícolas, arrastrados por los ríos.

De acuerdo con la investigadora Brigitta Ine van Tussenbroek, del Instituto de Ciencias del Mar y Limnología de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), la presencia del sargazo aumenta también por la creciente contaminación del mar Caribe, alterando los ecosistemas costeros y provocando daños a las playas, pues modifica el color y la consistencia de la famosa arena blanca del Caribe.

“El modelo nos está arrojando que podemos llegar al millón de toneladas, es un mar de sargazo”, explicó Esteban Amaro, director de la red y encargado del análisis, aunque anticipó que el modelo puede cambiar dependiendo de los factores climáticos.

Al cierre de 2018 se registró un aproximado de 168 mil toneladas, este año se estaba esperando un 300 por ciento más, es decir, cercano a las 500 mil toneladas; no obstante, las condiciones actuales apuntan al millón de toneladas.

Suscribete al Boletin

PAÍSES QUE NOS ESTÁN VIENDO