Ecosistemas

Ejido logra suspensión de decreto de ANP “Sistema Lagunar Chichankanab”

El polígono abarca una superficie de 11 mil 609 hectáreas, terrestres y lagunares, de gran valor ecológico, que oficialmente buscan ser preservadas

Teorema Ambiental/Redacción

El decreto que declaró al Sistema Lagunar Chichankanab, como Área Natural Protegida, con categoría de Reserva Estatal, en el municipio de José María Morelos, Quintana Roo, fue suspendido el 28 de junio pasado por orden del Juzgado 1 de Distrito, radicado en Chetumal, capital del estado.

El Tribunal Colegiado del Vigésimo Séptimo Circuito de Cancún resolvió a favor de los habitantes del ejido Dziuche el recurso de amparo realizado en marzo pasado.

El polígono abarca una superficie de 11 mil 609 hectáreas, terrestres y lagunares, de gran valor ecológico, que oficialmente buscan ser preservadas. Sin embargo, abre la puerta a terceros —como empresas o asociaciones civiles, ajenos al ejido— al uso y goce de la administración y de los recursos naturales, mediante convenios celebrados con la Secretaría de Ecología y Medio Ambiente de Quintana Roo (SEMA).

sistema-lagunar01

El nacimiento de esta reserva estatal fue impuesto al ejido y al pueblo maya, violando los derechos agrarios de los propietarios de las tierras decretadas como Área Natural Protegida, el 1 de abril de 2011, así como sus derechos como pueblo indígena.

El decreto se publicó en el Periódico Oficial del Estado durante la administración del aún gobernador de Quintana Roo, Félix González Canto, y a cuatro días de que Roberto Borge lo supliera en el cargo.

Dos años antes, en Asamblea General, celebrada el 28 de junio de 2009, el ejido Dziuche —compuesto por 474 ejidatarios— rechazó la petición de ceder 14 mil 26 hectáreas de su propiedad, para convertirlas en Área Natural Protegida estatal, como lo solicitó el gobierno estatal, de la SEMA y de la Asociación Amigos de Sian Ka’an.

Pese al veredicto ejidal y, en franca violación a sus derechos, el área natural fue decretada, ocupando sus tierras, sin notificación alguna.

“El ejido abarca 27 mil 703 hectáreas, así que prácticamente la mitad del ejido queda dentro del polígono reservado. El área natural se promulgó sin nuestro consentimiento, porque nosotros en una asamblea en 2009 dijimos que no estábamos de acuerdo, sin embargo el decreto se publicó el 1 de abril de 2011. Creemos que es una falta de respeto al ejido, cuya opinión fue clara y debió ser tomada en cuenta. Prácticamente están pasando por encima de los propietarios de las tierras, sabiendo que está mal”, expresó el presidente del Comisariado Ejidal.

Suscribete al Boletin

PAÍSES QUE NOS ESTÁN VIENDO