Ecosistemas

Crean jardín para polinizadores del desierto de Chihuahua

Gracias al apoyo de 60 voluntarios el nuevo espacio cuenta con plantas con flores para los polinizadores en el Parque Metropolitano Tres Presas

Teorema Ambiental/Redacción

A partir de este sábado, la ciudad de Chihuahua cuenta con un nuevo espacio de 300 plantas con flores, como lantana, mirto, salvia y laurel, entre otras, nativas de México, que junto con algunos elementos del desierto chihuahuense y otras provenientes de diversas regiones del mundo, ofrecerán un espacio de alimento para mariposas, abejas, escarabajos, colibríes, murciélagos y demás especies polinizadoras.

Gracias a la labor realizada por 160 voluntarios de Telcel, Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF) y sus familias, se realizó esta instalación en el Parque Metropolitano Tres Presas, de la capital chihuahuense.

Además, este jardín promueve la importancia de la flora y fauna del desierto chihuahuense, considerado el más grande en Norteamérica y el segundo con mayor diversidad a escala mundial, que da hogar a 350 de las mil 500 especies de cactáceas conocidas, así como 333 especies de aves, 23 de peces, 76 de reptiles y anfibios. Por lo que se considera un ecosistema prioritario en la agenda global del WWF.

Proteger a los polinizadores permite que el 88 por ciento de los vegetales cuyo fruto o semilla se come en nuestro país, como chile, manzana, frijol, jitomate, calabaza y café, puedan reproducirse pues dependen de este proceso. También contribuyen a mantener sanos y genéticamente diversos los ecosistemas que recorren.

Sin embargo, pese a su importancia, enfrentan una crisis global causada por la pérdida de sus hábitats y el uso de pesticidas en cultivos, jardines y áreas verdes.

Durante la actividad, Eduardo Rendón, subdirector de Ecosistemas Terrestres de WWF México, explicó que “esta región es importante para la migración de las monarca del oeste de Norteamérica, y en ocasiones para la población del este, que se adentra en el continente cuando las condiciones climáticas en las costas del Atlántico son adversas. También se considera una especie sombrilla, ya que al conservarla se protege de forma indirecta a muchas otras especies que componen la comunidad de su hábitat”.

Por su parte, Felipe Villalobos, director regional de Telcel, reconoció el compromiso de los voluntarios que participaron en esta jornada y adelantó que se plantarán jardines similares en Tijuana, Monterrey, Hermosillo y Mérida. Durante la apertura del evento agradeció a las autoridades del estado y el municipio de Chihuahua por las facilidades otorgadas para la instalación de este jardín, así como el compromiso del Parque Metropolitano Tres Presas para conservarlo en óptimas condiciones.

“Con la realización de estos jardines, ayudamos a crear mayor conciencia y tomar acciones a favor de la flora y fauna nativa de cada región. Los jardines de polinizadores en las ciudades nos conectan con la naturaleza y nos hacen conscientes del cuidado de nuestro entorno”, señaló Villalobos.

Lugar de descanso para la monarca

Además, la instalación del jardín forma parte del monitoreo de la migración de otoño de la monarca en México para registrar sitios de descanso y alimentación, y así priorizar su conservación, restauración y manejo, durante su viaje desde Canadá hasta los bosques de Michoacán y el Estado de México.

De acuerdo con el monitoreo más reciente, durante la temporada 2018-2019 la presencia de estos insectos en la Reserva de la Biosfera Mariposa Monarca, ubicada entre el Estado de México y Michoacán, aumentó 144 por ciento, gracias al clima favorable para las generaciones reproductivas en Estados Unidos y Canadá, y a la conservación de sus sitios de hibernación en México.

Suscribete al Boletin

PAÍSES QUE NOS ESTÁN VIENDO