Biodiversidad

Drones revelan daño ambiental provocado por granjas pecuarias en Yucatán

En un video de la organización Mercy for Animals, se ven diferentes granjas con enormes depósitos de desechos, que exponen a las comunidades locales a fuentes de contaminación

Teorema Ambiental/Redacción

La organización civil Mercy for Animals presentó un video en el que un grupo de drones voló sobre una zona de granjas industriales de huevos y cerdos en la península de Yucatán, y reveló el daño ambiental que han causado en la región, favorecidas por el alto consumo de carne y huevos en el país.

En cada granja de cerdos había estanques gigantes llenos de desechos de estiércol, las cuales pueden crear más aguas residuales que una ciudad pequeña y que pueden filtrarse fácilmente en el manto acuífero, contaminar el aire circundante y perjudicar a quienes viven, trabajan y estudian en la zona.

Al respecto, el presidente de la Asociación de Porcicultores de Yucatán afirmó que tan solo en 2018, 2.2 millones de cerdos fueron criados para la producción de carne en esa entidad. Por su parte, una de las granjas de huevos constaba de casi 100 edificios, cada uno lleno de miles de gallinas ponedoras.

Las comunidades en Yucatán, entre ellas el grupo indígena homún y los ciudadanos de San Antonio Chel, están luchando contra estas enormes granjas industriales por la contaminación del agua y del aire que ocasionan, debido a que varios países han padecido graves problemas de salud como Estados Unidos, donde se documentó que los niños que viven cerca de las granjas industriales tienen 23 por ciento más probabilidades de presentar síntomas de asma.

La producción de carne y huevos también contribuye significativamente al cambio climático. Según la Organización de las Naciones Unidas, las emisiones de gases de efecto invernadero provenientes de la ganadería representan el 14.5 por ciento de las emisiones globales creadas por el hombre.

“La industria pecuaria se está extendiendo por todo el mundo, y está exponiendo a las comunidades locales a un peligro extremo de contaminación de agua y aire”, afirmó Linda Obregón, directora ejecutiva de Mercy for Animals Latinoamérica.

“Podemos resistir la proliferación de la industria pecuaria al elegir una alimentación a base de plantas, pero también debemos responsabilizar a los productores de carne por la contaminación ambiental y la crueldad animal que ocasionan”, agregó.

Mira el video :

Suscribete al Boletin

PAÍSES QUE NOS ESTÁN VIENDO