Biodiversidad

Descubren fósil de dinosaurio del tamaño de un colibrí

Es considerado el fósil más pequeño encontrado hasta el momento y, por sus características, tiene una combinación nunca antes vista

Teorema Ambiental/Redacción

Naipyidó, Myanmar, 13 de marzo de 2020.— Un pequeño cráneo parecido al de un pájaro podría representar al fósil de dinosaurio mesozoico más pequeño conocido hasta el momento. El exótico animal fue denominado Oculudentavis khaungraae.

El hallazgo fue realizado en el norte de Myanmar, un país ubicado en el sureste asiático, por Lars Schmitz, profesor asociado de biología en el Departamento de Ciencias WM Keck, y un equipo de investigadores internacionales.

Los científicos detectaron un espécimen de cráneo aparentemente maduro conservado en ámbar birmano y que tiene el tamaño del colibrí abeja, el ave viva más pequeña que habita el planeta actualmente.

“La preservación en ámbar de vertebrados es rara, y esto nos proporciona una ventana al mundo de los dinosaurios en el extremo más bajo del espectro del tamaño del cuerpo. Sus características anatómicas únicas apuntan a una de las aves más pequeñas y antiguas jamás encontradas”, explicó el investigador.

El fósil fue analizado con escáneres en sincrotrón de alta resolución para determinar cómo esta especie difiere de otros especímenes de dinosaurios similares a las aves de la época.

Como resultado, concluyeron que la forma y el tamaño de los huesos del ojo sugerían un estilo de vida diurno, pero también revelaron sorprendentes similitudes con los ojos de los lagartos modernos.

También tiene un patrón único de fusión entre diferentes elementos óseos y la presencia de dientes, una combinación de características nunca antes vista.

El descubrimiento representa un espécimen que previamente faltaba en el registro fósil y proporciona nuevas implicaciones para comprender la evolución de las aves, desde los reptiles, lo que demuestra la miniaturización extrema del tamaño del cuerpo de las aves al comienzo del proceso.

Además, destaca la importancia de los depósitos de ámbar para la preservación de especímenes fósiles, para revelar los límites más bajos del tamaño del cuerpo de los vertebrados.

“Ningún otro grupo de aves vivas presenta especies con cráneo similarmente pequeño en adultos. Este descubrimiento nos muestra que solo tenemos un pequeño vistazo de cómo se veían los pequeños vertebrados en la era de los dinosaurios”, finalizó.

Suscribete al Boletin

PAÍSES QUE NOS ESTÁN VIENDO