Biodiversidad

Buscan matar al primer oso reaparecido en los Alpes

Las siete carcasas de ovejas encontradas en las praderas alemanas, cerca de Austria, confirmaron un hecho que no ocurría en más de 170 años: un oso nuevamente ronda los Alpes Bávaros.

Este lunes, el gobierno local de Baviera autorizó la caza del primer oso visto en Alemania desde 1835, pues se considera que se subestimó el riesgo que presentaba el animal, el cual ha sido calificado como “agresivo”.

“Este oso se ha convertido en un problema. Parece fuera de control y no podemos tomar el riesgo de que alguien resulte lesionado”, señaló el ministro del Ambiente del estado de Baviera, Werner Schnappauf.

En un principio las autoridades del estado de Baviera recibieron con beneplácito el avistamiento del animal y se le indicó a la población “no hay nada que temer”.

La decisión de cazarlo provocó protestas por parte de grupos defensores de los animales y de sectores políticos de oposición que acusaron al titular del Ambiente de Baviera de “haber creado una histeria”.

De acuerdo con World Wildlife Fund, organización protectora de estos animales en el país germano, fue en 1835 cuando se dio muerte al último oso que moraba las praderas y bosques alemanes.

Este oso se ha convertido en un problema. Parece fuera de control y no podemos tomar el riesgo de que alguien resulte lesionado, indicó Werner Schnappauf.

Originalmente se pensaba anestesiar al espécimen que recién fue detectado en los últimos días saqueando un panal de abejas, para luego identificarlo y seguirle sus movimientos, agregó.

Pero los especialistas que lo rastrearon indicaron que el oso era demasiado agresivo para dejarlo libre.

Félix Knauer, experto de la Universidad de Freiburg, reconoció que se “subestimó” el riesgo de este animal.

Se piensa que el oso llegó de Austria, donde se calcula que unos 30 especímenes viven en la actualidad.

Los expertos creen que probablemente el mamífero fue parte de un programa de reintroducción de osos a la vida silvestre, que se efectúa cerca en Trentino, en Italia, y que probablemente cruzó los Alpes en busca de una pareja.

Fuente: BBC

Suscribete al Boletin

PAÍSES QUE NOS ESTÁN VIENDO