Biodiversidad

Azcarm han rescatado 600 animales abandonados durante la contingencia

Zoológicos y acuarios afiliados a esta organización han hecho un esfuerzo para mantener a los 200 mil ejemplares que tienen bajo su cuidado, de los cuales 60 mil son especies amenazadas

Teorema Ambiental/Redacción

Ciudad de México, 22 de mayo de 2020.— Los zoológicos y acuarios que integran la Asociación de Zoológicos, Criaderos y Acuarios de México, AC (Azcarm) han rescatado al menos 600 animales silvestres que ya no pueden ser mantenidos por falta de alimentos a consecuencia de la contingencia sanitaria por el COVID-19.

Estos recintos han hecho un esfuerzo titánico para mantener a los 200 mil ejemplares que tienen bajo su cuidado, de los cuales 60 mil se consideran especies amenazadas. Además han dado asilo, atención médica y cuidados a cientos de animales más, cuyos propietarios han tenido que cerrar sus puertas de manera indefinida.

También han dado cobijo a ejemplares que han sido abandonados en las calles y afuera de los centros de conservación, o que han sido reportados como enfermos o heridos en lugares considerados como riesgosos.

Entre ellos, destaca el zoológico de Culiacán que ha recogido y rescatado a casi 100 animales silvestres durante estos dos meses de confinamiento, como ciervos axis, osos negros, monos araña, tigre de Bengala, leopardo, iguanas, zorrillos, guacamayas, tlacuaches, pericos, boas, búfalo, jaguar, león y puma.

También han dado hogar a animales de granja y domésticos entre ellos 300 aves, 25 perros y cinco gatos.

El Zoo Mi Mascota en Puebla recibió a un oso negro y a un tigre de Bengala; el Zoológico de Morelia ha recibido cocodrilos, tortugas, iguanas y un zorrillo; el Zoofari en Morelos ha rescatado monos araña; Aluxes Ecoparque en Palenque, Chiapas, dio hogar a un manatí y a guacamayas rojas.

Mientras que el Parque Zoológico Bicentenario Animaya de Mérida recibió un tigrillo, tejones, aguilillas, garzas, zarigüeyas y un venado blanco; el Ecoparc Centro de Conservación en Colima rescató a un león, zarigüeyas, búfalos acuáticos y mapaches; el Zoológico de Nuevo Laredo recibió un tigre blanco, un zorro y mapaches; el Zoológico de Zacango en Toluca, a una aguililla cola roja y lechuzas; y el Zoológico Payo Obispo en Chetumal recibió aguilillas, tecolotes, agutíes, un tapir, iguanas grises y venados.

Al respecto, el presidente de la Azcarm, Ernesto Zazueta, recordó que la situación de estos animales es delicada porque desde el sexenio pasado comenzaron a desaparecer los Centros para la Conservación e Investigación de la Vida Silvestre (CIVS) por falta de presupuesto de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat).

Dijo que “en esta crítica situación ni las autoridades federales ni las estatales tienen en dónde resguardar a todos aquellos ejemplares que están siendo abandonados o cuyos dueños piden ayuda al ya no contar con espacio, recursos o salud para seguir cuidándolos”.

Y agregó: “En la mayoría de los estados y a nivel federal tenemos buena relación con las autoridades ambientales, por lo que de manera conjunta con personal de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) rescatamos bajo los protocolos indicados a estos ejemplares, por lo que los diversos animales han sido dejados en custodia en varios de nuestros zoológicos.”

El vocero de la Azcarm agregó que los 110 zoológicos, acuarios y criaderos afiliados a esta organización permanecen cerrados desde hace casi dos meses, pero enfatizó que diariamente cientos de personas entre veterinarios, cuidadores, biólogos, etc., siguen laborando para mantener en buenas condiciones de salud a estos cientos de miles de animales.

Finalmente, expresó su confianza en que pronto puedan reabrir estos espacios con nuevos protocolos de visita e interacción con los animales y con estrictas medidas de higiene y de sana distancia, debido a que necesitan generar recursos pues la manutención de los animales es muy costosa. Además, son fuente de unos 300 mil empleos en todo el país.

Solicitan apoyo urgente al gobierno federal

En un comunicado, la asociación explicó que desde hace varias semanas la Dirección de Vida Silvestre de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) implementó una campaña para que empresarios y asociaciones civiles pudieran canalizar donativos en especie, principalmente alimentos, a instalaciones de este tipo.

“Esperamos que estos donativos puedan concretarse en estas semanas, toda vez que ya llevamos dos meses sin poder abrir nuestras puertas al público, que es nuestra principal fuente de ingresos, y la alimentación de cada uno de los 200 mil animales que tenemos bajo nuestro cuidado, evidentemente no se suspende y es muy costosa”, indica el comunicado.

También hicieron un nuevo llamado al presidente Andrés Manuel López para que se condone de manera temporal el pago de cuotas patronales del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) para que zoológicos, criaderos y acuarios puedan seguir pagando a sus trabajadores.

“Muchos de ellos son estudiantes de veterinaria, biología y otras ciencias, jóvenes que no solo desempeñan un trabajo muy noble sino que sus profesiones serán indispensables para la conservación de nuestra biodiversidad en el mediano y largo plazo. En total generamos casi medio millón de empleos que en muchos casos van a familias de escasos recursos y si no podemos seguirles pagando, la situación económica del país seguirá empeorando.”

Finalmente, informaron que de manera individualizada cada recinto afiliado a la Azcarm tiene listos sus protocolos de apertura para la nueva normalidad, que contempla muy estrictas medidas de higiene y seguridad, como facilitar la compra de boletos en línea, aplicar cuestionarios a los visitantes para descartar contagios de COVID-19, mientras que en los zoológicos con mayor infraestructura se colocarán estaciones de monitoreo de temperatura.

No se permitirán filas en ningún acceso o atracción. Y durante la primera fase de apertura se limitará el acceso al 30 o 50 por ciento de la capacidad total de cada centro, mientras que en la segunda fase el aforo máximo será del 75 por ciento.

Suscribete al Boletin

PAÍSES QUE NOS ESTÁN VIENDO