Biodiversidad

Aviturismo en México deja una derrama económica de 6 mil mdp

Esta práctica ha crecido de forma exponencial en México, con un aumento de mil 501 por ciento, de 78 mil 829 avituristas en 2006

Teorema Ambiental/Redacción

Ciudad de México, 19 de noviembre de 2020.— El aviturismo, ecoturismo de observación de aves silvestres, en 2019 dejó una derrama en México de seis mil 88 millones de pesos. De acuerdo con el reporte “Riqueza Alada: El Crecimiento del Aviturismo en México” realizado por Defenders of Wildlife de México, la Universidad Autónoma de BCS, la Escuela Nacional de Estudios Superiores de Morelia y Teyeliz, AC, documenta que, durante 2019, 1 millón 183 mil 95 personas salieron a observar aves en México.

Esta práctica ha crecido de forma exponencial en México, con un aumento de mil 501 por ciento, de 78 mil 829 avituristas en el 2006. La derrama económica también se incrementó de forma exponencial, con un incremento de mil 382 por ciento.

“El aviturismo en México dejó de ser una actividad incipiente para convertirse en una gran industria en la que participan millones de avituristas. Implica el aprovechamiento sustentable de un recurso natural que debe ser impulsado para la conservación de las aves silvestres y sus ecosistemas, así como para el beneficio de las comunidades rurales”, dijo Juan Carlos Cantú, director de programas de Defenders of Wildlife de México.

Mientras que en 2006 la inmensa mayoría de los avituristas eran extranjeros, para 2019 los extranjeros solo representaron el 35 por ciento. El número de avituristas extranjeros creció a 416 mil 576 donde predominan originarios de EEUU y Canadá.

“Si el gobierno impulsa el aviturismo, México puede alcanzar una derrama económica de 500 millones de dólares anuales en el corto plazo. El ingreso se debe utilizar en la protección de las áreas naturales y las aves silvestres que las habitan. Es necesario conservar a las especies que están amenazadas o en peligro de extinción”, dijo María Elena Sánchez, presidenta de Teyeliz, AC.

México es un país excelente para esta actividad, ya que tiene mil 120 especies de aves, el decimoquinto lugar con mayor biodiversidad entre 192 países. Además, solo existen siete países con más de 100 especies de aves endémicas y México es el sexto con 118 especies de aves que solo existen en nuestro país.

“La observación de aves cobra mayor relevancia en la península de Yucatán, sureste de Veracruz, Chiapas y Oaxaca, gracias al apoyo de grupos de monitoreo comunitario de aves, microempresas, organizaciones civiles, investigadores y técnicos especialistas en el ámbito. Aun así, hace falta camino por recorrer para proyectar una actividad catalizadora de la conservación ambiental y el desarrollo local”, dijo Gilberto González de la Escuela Nacional de Estudios Superiores de Morelia.

Los estados que tienen mayor derrama económica por el aviturismo son Yucatán, Quintana Roo, Baja California Sur, Nayarit, Jalisco, Veracruz, San Luis Potosí y Chiapas. Los turistas buscan aves acuáticas y marinas en las costas del país, pero también pericos, guacamayas, aves rapaces y aves tropicales.

“Hace diez años el aviturismo era apenas practicado en San Blas, Nayarit, o en Los Cabos, BCS, y ahora estos dos sitios se han transformado en polo de desarrollo, incluso la actividad comienza a crecer en Sinaloa, Sonora y Durango. Lo más destacable es el empoderamiento de comunidades y emprendedores que promueven la conservación de aves con proyectos de investigación apoyados por las universidades mexicanas, con el apoyo de todos los niveles de gobierno”, dijo Emer García de la Puente de la Universidad Autónoma de Baja California Sur.

La industria de turismo de naturaleza ha crecido a tasas sostenidas cercanas al 65 por ciento, de acuerdo con la Secretaría de Turismo (Sectur), mientras que en México, en la última década ha crecido exponencialmente y se prevé que lo siga haciendo.

En EEUU se estima que habrá 150 millones de observadores de aves para 2060. Cada año se realizan tres millones de viajes internacionales en todo el mundo para observar aves.

Suscribete al Boletin

PAÍSES QUE NOS ESTÁN VIENDO