Biodiversidad

Avances en la conservación del lobo mexicano en zoológicos de la CDMX

La Sedema informó que en los zoológicos de Chapultepec, San Juan de Aragón y Los Coyotes han nacido 42 camadas con un total de 185 crías

Teorema Ambiental/Redacción

Ciudad de México, 21 de septiembre de 2020.— Los zoológicos de Chapultepec, San Juan de Aragón y Los Coyotes han contribuido a la conservación de especies mexicanas en peligro de extinción, como el lobo mexicano, ya que en sus instalaciones han nacido 185 crías, divididas en 42 camadas, como parte del Programa Binacional México-EEUU para la Recuperación del Lobo Mexicano, que inició con siete ejemplares y hoy ya suman 458, a partir de 1978.

“Si no hubiera sido por este proyecto el lobo mexicano estaría extinto. Los zoológicos han constituido una estrategia de conservación y sobrevivencia para muchas especies”, asegura el director general de Zoológicos y Conservación de la Fauna Silvestre de la Secretaría del Medio Ambiente de la Ciudad de México, Fernando Gual Sill.

Tan solo en las últimas décadas, el 25 por ciento de las especies de fauna silvestre han mejorado su situación y se han alejado de la extinción gracias a la labor que los zoológicos realizan en el mundo, señaló el funcionario.

Recordó que la finalidad del Programa Binacional es regresar a la especie a su rango de distribución histórica por lo que es imprescindible su reproducción.

“El principal objetivo a nivel mundial de los zoológicos y los acuarios es la conservación de la fauna silvestre, en este caso del lobo mexicano, que es una especie endémica de México y del sur de Estados Unidos y que gracias a los esfuerzos de dos países y de todas las instituciones que se han involucrado en la conservación, hoy hay casi 500 ejemplares, más o menos la mitad en zoológicos y criaderos y la otra mitad en vida silvestre en EEUU y en México”, precisó.

Alertó que la extinción para muchas especies está muy cerca, por lo que es necesario trabajar y colaborar de manera coordinada para la reproducción de especies en peligro de extinción:

“En los zoológicos se hace educación ambiental, muchos de nosotros no tendríamos la oportunidad de conocer estas especies si no existieran los zoológicos. Se calcula que los zoológicos bien establecidos alrededor del mundo tienen alrededor de 700 millones de visitantes al año y hay que aprovechar esas visitas para enseñar todo lo que está sucediendo en vida silvestre con estas especies.

“Aislamos a los animales de enfermedades y que en vida silvestre hay muchas que suceden de manera natural y que han sido causa de extinción de especies”, reiteró.

Algunos ejemplares que han sido reproducidos en los zoológicos de la Ciudad de México son el lobo mexicano, el cóndor de California, el hurón de patas negras e incluso especies de otros países como el caballo mongol, el tamarino dorado, un mono que vive en Brasil y que estuvo a punto de extinguirse pero con el programa de reproducción se ha logrado recuperar.

“Tenemos limitantes, no todo es fácil, no es fácil trabajar con estas especies, mantener la diversidad genética, el espacio, el costo de los programas de reproducciones, que es altísimo”, comentó Gual. Agregó que hay una estrategia mundial de conservación en los zoológicos a través de herramientas basadas en la ciencia, la investigación, la educación, la capacitación, la colaboración, la sustentabilidad o la sostenibilidad ética y el bienestar animal.

Para ello, existe un comité binacional integrado por especialistas quienes determinan todas las acciones como parte de este programa de recuperación del lobo mexicano y es el que decide el destino de cada uno de los ejemplares que habitan en ambos países tanto en vida silvestre como bajo cuidado humano.

Suscribete al Boletin

PAÍSES QUE NOS ESTÁN VIENDO