Biodiversidad

Aumentan especies en peligro de extinción

Ingresaron a la lista de animales en extinción el oso polar, el hipopótamo, la guacamaya roja, el lobo mexicano, la caguama, el oso negro, el manatí y el borrego cimarrón, alertó este martes, en Ginebra, Suiza, la Unión Mundial para la Conservación de la Naturaleza (UMCN).

Desde 2004 a la fecha la lista se incrementó en más de 500 especies amenazadas y el número de animales en extinción creció a 16,119.

Esta lista fue publicada por la Unión Mundial de la Naturaleza que constituye el estudio más detallado y con más autoridad que se produce de manera regular sobre la salud de las plantas, hongos y el reino animal.

Muchos tipos de tiburones y peces de agua dulce en Europa y África también han ingresado a esta lista por primera vez.

Según la organización ecologista, la pérdida de biodiversidad sigue aumentando a pesar de existir una convención global que compromete a los gobiernos a limitar ese proceso.

Achim Steiner, director de la organización, dijo que “las consecuencias de esta tendencia para la productividad y resistencia de los ecosistemas así como para las vidas y el sustento de miles de millones de personas que dependen de ellos, son de gran alcance”.

La organización informó que el número total de especies oficialmente declaradas extintas es de 784 y que otras 65 sólo se encuentran en cautiverio.

Lo que más amenaza la existencia de los osos polares es la pérdida del hielo a causa del cambio climático.

Estos animales necesitan los témpanos de hielo para poder cazar focas y otras presas. Sin ellos, su fuente de alimento desaparecerá.

También existe evidencia que las cuevas de hielo donde crían a sus oseznos se están derritiendo cada vez más temprano.

Estos animales entran a la Lista Roja bajo la categoría vulnerable de extinción, basada en proyecciones de que su población declinará entre 50 y 100 por ciento en los próximos 100 años.

El 95 por ciento de la población de hipopótamos desapareció en la República Democrática del Congo en una década.

La turbulenta situación política en ese país contribuyó a una caza indiscriminada por su carne y por el marfil de sus dientes.

“Los conflictos regionales y la inestabilidad política en algunos países de ese continente han creado durísimas condiciones para la fauna y flora”, dijo Jeffrey McNeely, científico jefe de la (UMCN).

La variedad menos conocida, el hipopótamo pigmeo, ha sufrido de la excesiva deforestación y de poca protección en varias naciones de África Oriental.

Pero no todo son malas noticias, hasta ahora los esfuerzos de recuperación han favorecido el retorno de varias especies.

El número de especies que se han extinguido en los últimos 500 años no ha cambiado, lo que parece reflejar que los esfuerzos de conservación se intensifican cuando se aproxima la extinción definitiva.

La cantidad de águilas de cola blanca, por ejemplo, ha aumentado muchísimo en varios países europeos y su estatus ha bajado de categoría, de “Cercana a estar amenazada” a “No preocupa”.

En todo caso, según la Unión Mundial para la Naturaleza, el mensaje de fondo es que la diversidad del planeta continúa declinando, a pesar de la Convención de Naciones Unidas sobre Biodiversidad, que compromete a los gobiernos a detener estas preocupantes tendencias hacia el año 2010.

Fuente: BBC

Suscribete al Boletin

PAÍSES QUE NOS ESTÁN VIENDO