Biodiversidad

Aprobada la propuesta de México para regular el comercio internacional de la planta de la yuca, endémica del país

En el mercado internacional, una planta adulta de Yucca queretaroensis puede alcanzar valores de más de 2,000 dólares

Bangkok.— Por acuerdo unánime, el comercio internacional de la planta yuca (Yucca queretaroensis)será regulado para contrarrestar su riesgo de extinción.

La propuesta presentada por la delegación de México en Bangkok, Tailandia, con el propósito de regular el comercio internacional de la yuca fue aprobada el 12 de marzo durante la 16a Conferencia de las Partes (COP16) de la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies de Fauna y Flora Salvaje Amenazadas (CITES). La resolución se reflejará en la conservación y manejo sustentable de la planta exclusiva del país.

La aprobación de la propuesta mexicana consiguió que la Yucca queretaroensis sea incluida en el Apéndice II de la CITES, el cual permite su comercio internacional pero sólo bajo ciertos requisitos. La propuesta (titulada COP16 Prop. 50) está basada en la “Evaluación del estado de conservación, uso y amenazas de Yucca queretaroensis Piña (Agavaceae) y la pertinencia de incluirla en los Apéndices de la CITES”, estudio coordinado en 2011 por la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (Conabio) y desarrollado por el Jardín Botánico Regional de Cadereyta (Concyteq-Querétaro).

Comúnmente conocida como estoquillo, izote o palma, Yucca queretaroensis es una planta endémica del país ya que su distribución se restringe a la Sierra Madre Oriental de los estados de Guanajuato, Querétaro e Hidalgo, en el centro de México. Debido a la alta especificidad de su hábitat, la especie se considera como biológicamente rara.

Actualmente la planta, pariente de los magueyes, está clasificada como “Sujeta a protección especial” por la Norma Oficial Mexicana NOM-059-SEMARNAT-2010. Sin embargo, una evaluación más reciente la identifica como “En peligro de extinción” ya que sus poblaciones silvestres presentan una alta vulnerabilidad.

Entre sus principales amenazas, destaca el saqueo de especímenes adultos para el comercio internacional, agravado por las características biológicas de la especie como son su lenta tasa de crecimiento, tiempo de generación largo y dependencia de hábitat y polinizadores especializados.

Esta yuca crece en las laderas montañosas y en los valles del semidesierto queretano-hidalguense donde alcanza alturas de hasta seis metros y es considerada como una especie clave en su ecosistema.

En el mercado internacional, una planta adulta de Yucca queretaroensis puede alcanzar valores de más de dos mil dólares. Tanto en Estados Unidos como en mayor medida en Europa, se tienen registros del comercio de esta yuca proveniente del medio silvestre. La planta se comercializa principalmente completa, aunque también se realiza el comercio de sus semillas.

Anteriormente, la especie era empleada en forma local para la hechura de los techos impermeables de viviendas rurales; actualmente se utiliza principalmente como ornamental y las flores tienen uso tradicional en festividades.

La amenaza del comercio y el hecho de que la Yucca queretaroensis sea una especie endémica, rara y en peligro de extinción, dieron lugar a que la planta esté ahora incluida en el Apéndice II de la CITES, lo que contribuirá a garantizar la debida regulación de su comercio internacional y permitirá asegurar que éste no sea la causa de su extinción.

Teorema Ambiental

Suscribete al Boletin

PAÍSES QUE NOS ESTÁN VIENDO