Agua

Modernización del sector agua, asunto de seguridad nacional

Para el gobierno que encabeza Vicente Fox, el recurso agua surge como asunto de seguridad nacional, por ello se tienen ambiciosos planes para la modernización del sector, proyectos que, entre otros aspectos, incluyen la diversificación de las fuentes de financiamiento a fin de lograr el incremento de la eficiencia en los sistemas de suministro de agua potable y duplicar el porcentaje de tratamiento de aguas residuales.

Esta diversificación estaría orientada a promover una mayor participación de la iniciativa privada, ya sea nacional o extranjera. Al respecto la industria del agua del Reino Unido manifestó su creciente interés por invertir en México.

En su momento, Fox Quesada declaró que la inversión requerida en el sector en los siguientes diez años, es del orden de los 30 mil millones de dólares por encima de lo que anualmente se invierte y calificó como grave el problema del abasto, de tal magnitud que 35 de las principales ciudades del país están en peligro de entrar en una etapa crítica en los próximos cinco años.

Asimismo aseveró que todavía existen enormes subsidios al agua y que el capital requerido en los próximos años podría salir de otra fuente, por ejemplo, cobrar el líquido a precios reales, lo que significaría un aumento de 50 por ciento promedio al precio del agua a escala nacional, aunque reconoció que el aumento de tarifas es facultad exclusiva de cada municipio.

Según cifras proporcionadas por la Comisión Nacional del Agua (Conagua), el volumen anual de producción nacional de agua asciende a diez mil millones de metros cúbicos, los cuales sirven para abastecer a todas las ciudades del país, sin embargo, existen 12 millones de habitantes que no tienen acceso al servicio del agua.

Existe un diferencial importante entre el agua que se distribuye y la que se cobra; del total entregado sólo se factura 30 por ciento. Según estudios realizados por la Conagua, se calcula que la mitad del agua que se produce no se contabiliza y de este porcentaje 40 por ciento se pierde antes de llegar a las casas por fugas en la red y 10 por ciento por tomas clandestinas.

Debido a que la mitad del agua que recorre el drenaje profundo se desperdicia, tan sólo es posible contabilizar 50 por ciento y de este porcentaje no todos pagan, únicamente se cobra 30 por ciento del total.

En entrevista con Teorema Jesús Campos, jefe de la Unidad de Agua Potable y Saneamiento de Conagua, al referirse al problema de las fugas, explicó que México está a la vanguardia tecnológica en el mundo y dispone de los equipos más modernos para medir los porcentajes de fugas, de esta forma es posible detectar los derrames e identificar las áreas en donde se registran con mayor frecuencia para poner en marcha programas de acción a fin de corregirlas las fallas a la brevedad posible.

En cuanto al costo real del agua el funcionario consideró que sería necesario ajustar las cuotas, aunque no podría fijarse la misma tarifa para todas las ciudades, ya que dependería de qué tan alejada se encuentre la fuente de abastecimiento, pues ello elevaría la inversión inicial así como los costos de operación y mantenimiento, lo cual redundaría en el precio final.

Agregó que para lograr una mayor eficiencia en nuestro país sería indispensable que cada usuario pagara por lo que realmente consume, así se evitaría el desperdicio y se generaría una sólida cultura de ahorro y conservación del agua.

Cabe mencionar que la diferencia en los niveles de eficiencia en el sector agua entre países como Gran Bretaña –que cuenta con uno de los mejores y más reconocidos sistemas de manejo de este recurso– y México, donde aún persisten serias deficiencias, radica principalmente en los rangos de inversión que se destinan a este segmento en ambas naciones y que en el caso del Reino Unido son sumas enormes que proceden exclusivamente de la iniciativa privada.

No hay duda que promover una mayor participación de capital privado, establecer alianzas estratégicas y acceder a tecnología de punta, podrían ser algunas de las opciones para coadyuvar en la solución de los graves problemas que enfrenta el sector agua en México.

Suscribete al Boletin

PAÍSES QUE NOS ESTÁN VIENDO