Agua

En México se gasta más dinero en agua embotellada que en la distribuida por una red

La gente está gastando mucho en agua embotellada y no existe una asimilación de que es más barato consumirla por una red

agua-mexicoMéxico, D.F.— Debido a la poca confianza que tiene la población sobre el agua que se distribuye de manera formal, México se ha convertido en uno de los principales países consumidores de agua embotellada en el mundo, explicó la doctora Ana Cecilia Espinosa García, integrante del Laboratorio Nacional de Ciencias de la Sostenibilidad (Lancis) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

“El costo es 200 veces mayor a lo que consumimos de agua distribuida por una red formal. La gente está gastando mucho en agua embotellada y no existe una asimilación de que es más barato consumirla por una red y, en ocasiones, se niega a pagarla, pero sí compra agua muy cara para beber”, mencionó la doctora Espinosa García.

El país cuenta con grandes retos en relación con la calidad y el abastecimiento debido al déficit en el suministro, así como en el tratamiento de aguas residuales, se indica en el libro El agua en México: cauces y encauces, publicado en 2010 por la Academia Mexicana de Ciencias (AMC) y la Comisión Nacional del Agua, de autoría de la doctora.

“La gente confía más en un agua embotellada que en el agua que recibimos directamente a las casas, sin embargo, poco conocemos acerca de la calidad de la primera. Nuestra confianza está depositada en una marca; entonces, si es un producto de una marca grande, de buena presencia e imagen, confiamos en su calidad sin preguntarnos o consultar si cumple de forma adecuada con las normas que debe cumplir”, indica la especialista.

La NOM-201-SSA1-2002 es el instrumento oficial que contiene las especificaciones sanitarias del agua embotellada en México, no obstante, aún no se ha encontrado información que se refiera a la calidad, por lo cual la investigadora sugiere llevar a cabo estudios constantes en el manejo de empresas, así como mostrar los resultados de manera abierta a los consumidores.

En comunidades o zonas donde escasea el agua para consumo humano, el agua embotellada llega a ser la opción más factible, aunque no necesariamente la más económica. En lugares donde no se tiene acceso regular, es común el almacenamiento en piletas, sin embargo, apunta la doctora Espinosa García, es posible que el agua llegue en óptimas condiciones, pero al tenerla almacenada, su calidad se va deteriorando. “Las características cambian al tenerla almacenada, si está tapado o no el contenedor, cómo es usada, cómo se maneja y con qué frecuencia se lava esta pileta.”

Fuente: Teorema Ambiental, imagen

Suscribete al Boletin

PAÍSES QUE NOS ESTÁN VIENDO