Agua

El poder del agua en Guanajuato

Donde los sectores público, privado y comunidades beben de la misma agua

Guanajuato, 29 de julio de 2021.— Según el “Programa Conjunto de Monitoreo (JMP) OMS/Unicef para el suministro de agua, el saneamiento y la higiene”, al 2020, una de cada cuatro personas en el mundo carece de acceso a agua potable y en México un 57 por ciento no cuenta con este servicio gestionado de forma segura.

En el estado de Guanajuato, el involucramiento de las autoridades estatales y federales, la gestión de entidades públicas y privadas, y la decidida participación de comunidades, favorecen el acceso a los servicios de agua, saneamiento e higiene (ASH).

Alineado con las prioridades de los gobiernos nacional y estatal, el Programa Lazos de Agua, a través del modelo A·B·C para la Sostenibilidad™ y del enfoque Arte Social para el Cambio de Comportamiento™ (SABC, por sus siglas en inglés), ambos de la Fundación One Drop™, se integró al programa rural de agua y saneamiento del estado. Así, Living Water International, la Comisión Estatal del Agua de Guanajuato (CEAG) y la Comisión Nacional del Agua (Conagua) implementan desde 2017 el “Proyecto Guanajuato”.

Modesto Carrillo Mejía, líder de Cambio y miembro del comité de agua de Xoconoxtlito del Llanito, comunidad que participa en el proyecto, expresa que antes el agua no llegaba de forma adecuada: a unos les llegaba mucha agua y a otros solo una o dos horas al día. A la fecha, se ha facilitado el acceso sostenible a agua potable a más de 47 mil personas en 95 comunidades rurales y periurbanas del estado, fortaleciendo capacidades técnicas de gestión del agua, adoptando comportamientos clave y mejorando el acceso a productos y servicios ASH.

Juan Gabriel Segovia, director de Gestión Social en la CEAG, celebra la colaboración entre los actores del proyecto en diversos frentes: “El Programa Lazos de Agua se ha venido a sumar a las estrategias que se implementan en Guanajuato a través del gobierno del estado como complemento en el rubro de participación social comunitaria, con la finalidad de garantizar la sostenibilidad de los servicios de agua, drenaje y saneamiento. Con ello se despierta el interés para cuidar la infraestructura y por supuesto el vital líquido, detonador de desarrollo, para que más habitantes puedan contar con un servicio digno que mejore la calidad de vida de las familias del medio rural.”

Suscribete al Boletin

PAÍSES QUE NOS ESTÁN VIENDO