Agua

Doce gestos cotidianos para cuidar el agua

El cambio climático vs. la escasez de agua: una asignatura pendiente

Ciudad de México, 22 de marzo de 2021.— El abastecimiento de agua potable es un derecho humano, además es esencial para la salud, la industria y la agricultura. De acuerdo con datos del World Resources Institute, más de mil millones de personas habitan en regiones con escasez de agua y en 2025, hasta tres mil 500 millones podrían sufrir insuficiencia del vital líquido. El Foro Económico Mundial también ha señalado que México se encuentra entre los cinco países con más alto consumo de agua, incluso, afirman que existe un desperdicio del 40 por ciento.

Ante la urgencia de este tema, en el marco del Día Mundial del Agua, se destacan los efectos del cambio climático en la reducción de los recursos hídricos: en forma de sequías, inundaciones o tormentas. Cuando tienen lugar estos desastres, pueden arrasar suministros enteros de agua o dejarlos contaminados, poniendo en peligro la vida de millones de personas.

De manera paralela al imparable cambio climático, se señala el uso desmedido del agua como causa directa de su escasez. La responsabilidad de preservar el agua es un compromiso cotidiano y es la mano del ser humano la que determinará un mejor futuro para este recurso no renovable. Por esto, Veolia, líder mundial en la gestión de recursos hídricos para ciudades e industrias, recomienda 12 gestos cotidianos para preservar el uso del vital líquido:

  1. Emplea la lavadora con carga completa de ropa y activa el lavavajillas solo cuando esté lleno. Selecciona el modo ahorrador.
  2. Conserva el agua de la regadera mientras se calienta, utiliza una cubeta.
  3. Conserva el agua liberada por la lavadora para reusarla: puedes lavar el patio o la banqueta, por ejemplo.
  4. Procura instalar dispositivos ahorradores de agua como las regaderas o inodoros ahorradores.
  5. Jamás utilices el inodoro como basurero o cenicero, evita las descargas sin sentido.
  6. No olvides dar mantenimiento y reparar las fugas o filtraciones en llaves y tuberías.
  7. Usa un plato hondo o bandeja para lavar frutas y verduras, y reutiliza lo recuperado para regar las plantas.
  8. Olvídate de la manguera, lava el carro con cubeta y esponja.
  9. Si encuentras manchas de humedad en paredes o techos, puede ser una fuga, repárala lo antes posible.
  10. Nunca tires el aceite de cocina usado por el drenaje. Deposítalo en una botella y tíralo por separado.
  11. Dile adiós a la manguera para limpiar exteriores y barrer hojas, mejor recurre a una escoba.
  12. Prefiere las duchas rápidas frente a los largos baños en regadera. Te sentirás renovado por el regaderazo y por haber ahorrado agua. Con cinco minutos debería de ser suficiente. Cierra la llave mientras te enjabonas.

Suscribete al Boletin

PAÍSES QUE NOS ESTÁN VIENDO