Agua

Conagua denuncia actos vandálicos contra infraestructura hídrica

La dependencia señaló que estos actos son especialmente condenables en el contexto de la contingencia sanitaria por el COVID-19

Teorema Ambiental/Redacción

Ciudad de México, 13 de abril de 2020.— La Comisión Nacional del Agua (Conagua) denunció una serie de actos de vandalización a la infraestructura hidráulica nacional, en un contexto de contingencia sanitaria que afectan aún más el esfuerzo por llevar agua a quienes más la necesitan.

“En fechas recientes, se ha documentado y denunciado una serie de acciones vandálicas y robo, incluso con violencia, en instalaciones federales y locales de almacenamiento y conducción de agua que se entrega a las entidades para que, a su vez, estas la hagan llegar hasta los hogares, empresas y superficies de riego a lo largo de diferentes partes del país”, explicó la dependencia federal en un comunicado.

De acuerdo con la Conagua, el Organismo de Cuenca Aguas del Valle de México (OCAVM) ha reportado el robo de mobiliario y equipo eléctrico de casetas, así como cableado y baterías solares, entre otros instrumentos importantes para la operación de pozos de suministro de agua potable en las últimas tres semanas.

Entre las instalaciones afectadas se encuentran: la subestación receptora de los Pozos del Lago Nabor Carrillo, una lumbrera del Túnel Emisor Oriente, así como diversos pozos de los ramales Los Reyes-Ferrocarril, Peñón-Texcoco y Mixquic, entre otros.

Estas acciones han provocado que diversos pozos queden fuera de operación hasta por ocho horas, para reponer el material robado.

En Querétaro han sido afectadas la presa derivadora Lomo de Toro y la de almacenamiento Constitución de 1917, ambas en el municipio de San Juan del Río. Entre otros materiales, han sido sustraídos cables, lámparas solares, baterías de lámparas solares, candados y cadenas, entre otros materiales.

En Zacatecas han sido afectadas instalaciones de las presas Cazadero, Miguel Alemán Valdés y Leobardo Reynoso, llevándose baterías solares y dañando la señalización.

En Puebla han sido sustraídos postes de alumbrado público y luminarias en la presa Manuel Ávila Camacho.

En Sonora fue robado un transformador de energía eléctrica y diversos equipos que hacen posible la operación de la presa Abelardo L. Rodríguez. En la misma entidad se han vandalizado nueve pozos de la Mesa Arenosa, en San Luis Río Colorado, donde se sustrajo cableado, lo que ha llevado a la interrupción temporal en su operación.

En Aguascalientes se registraron daños y robo de luminarias, tuberías, cableados eléctricos y telefónicos al interior del Laboratorio de Calidad del Agua.

En Jalisco fueron vandalizados equipos de las estaciones hidrométricas, convencionales y automáticas, además del robo de partes de los vehículos ubicados en el Centro Regional de Atención a Emergencias.

“Si bien este tipo de hechos son condenables en cualquier momento, lo son aún más cuando la contingencia sanitaria por el COVID-16 hace imprescindible la correcta operación de la infraestructura hídrica para abastecer de agua a la mayor cantidad posible de la población”, reiteró la dependencia y aseguró que seguirá trabajando permanentemente para restablecer la operación de infraestructura que resulte afectada y fortalecerá la seguridad de las instalaciones.

Finalmente, invitó a la sociedad a denunciar este tipo de actividades o la comercialización ilegal de los materiales sustraídos de instalaciones a cargo de Conagua, ya que se trata de patrimonio de la nación.

Suscribete al Boletin

PAÍSES QUE NOS ESTÁN VIENDO