Agua

Cierre de cervecera en Mexicali fue político: Consejo Consultivo del Agua

Luego que una consulta ciudadana determinó suspender el proyecto, la empresa afectada explicó que su proyecto en Mexicali cumple y ha cumplido con todos los requisitos que marca la ley

Teorema Ambiental/Redacción

Ciudad de México, 25 de marzo de 2020.- Este lunes, el gobierno federal anunció que como resultado de la consulta pública realizada en la ciudad de Mexicali, Baja California, sobre la construcción de una planta cervecera perteneciente a la empresa estadounidense Constellation Brands, el proyecto quedó suspendido y resarciría los gastos ocasionados a la empresa.

Por su parte, la cervecera informó su disposición para entablar conversaciones con el gobierno.

“Hemos escuchado atentos las declaraciones de la subsecretaria de Gobernación, Diana Álvarez, y las palabras del presidente de la República con respecto a nuestro proyecto en Mexicali, Baja California. Hemos tomado nota de sus mensajes y estamos listos para entablar las conversaciones necesarias con el presidente López Obrador y su gabinete para trabajar de cerca en un plan de acción que considere los grandes retos actuales y futuros que enfrenta México en lo económico y lo social”, dijo la empresa en un comunicado.

La cervecera explicó que su proyecto en Mexicali ha cumplido con todos los requisitos que marca la ley y prioriza el cuidado y disponibilidad de agua. Y agregó que: “Nuestro compromiso con la legalidad y la generación de bienestar en las comunidades de las que formamos parte, sigue firme.

“La empresa siempre ha demostrado tanto en México como internacionalmente su compromiso total con la sustentabilidad ambiental y social con lo que trabaja por el bienestar de la gente a través de iniciativas de educación, medio ambiente, salud y uso sustentable del agua”, agregó.

Además, recordó que México es un país muy importante para la empresa, con una relación positiva y mutuamente beneficiosa por más de 30 años. “Tenemos la confianza de que continuará igual”, añade el comunicado.

Por su parte, el Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF) señaló su total rechazo a la consulta popular y emitió un comunicado la noche del domingo donde advirtió que el proceso de consulta atentó severamente contra la generación de condiciones de certidumbre para la inversión y para la creación de empleo en el país, debido a que la consulta se realizó durante una emergencia sanitaria.

El hecho de haber realizado un ejercicio democrático en estas circunstancias resultó “especialmente grave, ya que la economía mexicana mostró una contracción el año pasado. Además, todavía nos falta enfrentar el impacto de condiciones recesivas profundas en la economía internacional que requerirán de medidas contundentes de protección del empleo y de coordinación entre sectores”, alertó el IMEF.

Desde que el presidente López Obrador informó que el tema se sometería a consulta pública, la firma amagó con analizar otros mercados para continuar con su producción dirigida al mercado de EEUU.

“Aunque consideramos que lo mejor para nuestra empresa y para México es que nuestras marcas emblemáticas de cerveza mexicana se sigan produciendo en México, si debemos expandirnos y no podemos hacerlo en México, podríamos no tener mayor remedio que mirar hacia otros destinos para la producción. La empresa ya no cuenta con el tiempo para embarcarse en una consulta pública en la que su futuro en México siga siendo incierto”, publicó la empresa en un comunicado, el pasado 3 de marzo.

“En Constellations Brands confiamos y apelamos al Estado de derecho para dar certeza a los ciudadanos y a la inversión. Hemos reiterado que nuestro proyecto en Mexicali cuenta con todos los permisos necesarios a la fecha y que su operación no implica ningún riesgo para la disponibilidad de agua para la población, lo cual en su momento fue confirmado por el secretario del Medio Ambiente (Víctor M. Toledo) y la Comisión Nacional del Agua (Conagua)”, dijo la empresa.

Por su parte, el Consejo Consultivo del Agua, AC, emitió un comunicado este lunes donde manifestó su preocupación por la forma en la que fue realizada la consulta, así como su resultado.

“Tal y como lo señalamos en su momento y a petición del Instituto Electoral del Estado, la problemática no se sustenta científicamente en temas de abastecimiento de agua ni ningún tipo de estrés hídrico. Tampoco iría contra el derecho humano al agua para las comunidades marginadas, como lo ha establecido la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), algunos medios de comunicación y otros grupos”, argumentó el organismo de la sociedad civil.

El Consejo Consultivo del Agua agregó que, de acuerdo con el Instituto Mexicano de Tecnología del Agua (IMTA), el proyecto no implicaba un riesgo para el abastecimiento o disponibilidad de agua en la región. El volumen anual que existe en el valle de Mexicali y en la ciudad equivale a 2.95 mil millones de metros cúbicos; mientras que la compañía solo utilizaría 1.75 millones de metros cúbicos, es decir 0.016 por ciento.

Este estudio incluyó temas como eficiencias geográficas y de transporte, disponibilidad de recursos y acceso a una fuerza de trabajo altamente calificada y talentosa, por lo que el IMTA validó la instalación de la cervecería en Mexicali porque utilizaría un porcentaje mínimo de agua del suministro local, evitando cualquier posible riesgo de abastecimiento o disponibilidad de agua en Mexicali.

“Incluso la propia Conagua confirmó que no hay riesgo hídrico para que la empresa opere la planta, e impuso condiciones para que regrese casi cuatro veces el volumen de agua que utilice anualmente, lo que significa que mientras la empresa usaría 5.85 millones de metros cúbicos del líquido anualmente, deberá regresar 20 millones de metros cúbicos en el mismo periodo. La empresa estaba totalmente de acuerdo con dicha condicionante”, finalizó el organismo.

Suscribete al Boletin

PAÍSES QUE NOS ESTÁN VIENDO