Agua

Anuncian recorte en el agua del río Colorado que llega a Baja California

Donald Trump firmó un plan binacional de contingencia ante la escasez de agua en la cuenca del río Colorado

Teorema Ambiental/Redacción

El próximo año la península de Baja California podría resentir por primera vez una reducción del caudal del río Colorado, como consecuencia del Plan Binacional de Contingencia ante la Escasez de Agua en la Cuenca del Río Colorado, firmado por el presidente estadounidense Donald Trump el pasado 16 de abril.

El mandatario informó en Twitter su decisión, que no ha sido contestada con una postura oficial de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), aun cuando el plan implica que México dejaría de recibir 51 millones de metros cúbicos provenientes del lago Mead entre Arizona y Nevada, de donde México recibe normalmente el líquido.

“No es un ahorro voluntario, es un ahorro obligatorio porque así lo firmó México (…) no sé exactamente cómo se firman las cosas, pero desde luego que es un volumen que podría estar utilizando”, comentó Alfonso Cortez, profesor investigador en el departamento de estudios urbanos y medio ambiente de El Colef Mexicali.

Este convenio es parte del acta 323 firmada por México y Estados Unidos en 2017, donde se establecen “medidas voluntarias de conservación, no son suficientes para reducir el riesgo de interrupciones temporales o prolongadas en el abastecimiento de agua”, y el resultado podría ser adverso en la sociedad y el medio ambiente.

En el acta 323 se aumentó el nivel de elevación mínimo que debe tener la presa Hoover para tomar agua del Colorado o reducir su consumo, y se establecieron nuevas medidas de ahorro, al pasar del nivel mínimo establecido en mil 75 pies sobre el nivel del mar (psnm) a mil 90 psnm.

Si bien, la primera etapa de ahorro representa para México 3 por ciento de los poco más de mil 850 millones de metros cúbicos que recibe anualmente, es también alrededor de 50 por ciento del agua que consume Mexicali en un año.

Y como por ley la prioridad es el uso público urbano, la reducción recaería en el sector agropecuario que en Mexicali recibe 85 por ciento del flujo que llega al estado, añadió.

Además, este país ya tiene agua almacenada en suelo estadounidense, y está allí desde el sismo de Mexicali que en 2010 dañó el Distrito de Riego 014, donde se recibe el agua en San Luis Río Colorado, Sonora.

Ese país deberá guardar 247 millones de metros cúbicos en la misma primera etapa de reducción (de ocho posibles según el nivel de la presa), lo que representa cuatro veces más que el volumen que ahorraría México.

El agua almacenada mantendrá el nivel de la presa Hoover para que siga produciendo energía eléctrica para el sur de California, Arizona y Nevada, además de dar al país del norte seguridad hidráulica, anotó el investigador de El Colef.

Pronto sabremos si habrá menos agua disponible del río Colorado o si seguirá habiendo para desperdiciar barriendo instalaciones deportivas.

Suscribete al Boletin

PAÍSES QUE NOS ESTÁN VIENDO